12/11/2021

La dieta mediterránea previene el envejecimiento celular

Son resultados de estudio liderado por un equipo investigador de la Unidad de Nutrición Humana de la URV-IISPV-CIBERobn, que se han publicado en la revista Antioxidants

Un estilo de vida saludable basado en el consumo de alimentos propios de la dieta Mediterránea tiene un papel importante en la prevención del acortamiento prematuro de los telómeros, que es una de las principales huellas de envejecimiento celular. Así lo sugieren resultados recientes de un estudio realizado por la Unidad de Nutrición Humana de la URV-IISPV-CIBERobn, que se han publicado en la revista científica Antioxidants. Si bien diversos estudios han demostrado la asociación entre diferentes patrones dietéticos y la prevención del acortamiento telomérico, pocos se han centrado en estudiar la dieta mediterránea, y escasos se han realizado mediante ensayos clínicos, aportando alta evidencia científica sobre el efecto que tiene este patrón dietético en la modulación de la longitud de los telómeros, que pueden considerarse como el reloj biológico de la vida celular, ya que su longitud disminuye a medida que el organismo envejece.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el envejecimiento, desde un punto de vista biológico, como la consecuencia de la acumulación de una gran variedad de daños a nivel molecular y celular a lo largo del tiempo, produciendo un descenso gradual de las capacidades físicas y mentales y un aumento del riesgo de enfermedad. Uno de los indicadores de envejecimiento es el acortamiento de los telómeros. Estas estructuras se localizan al final de DNA genómico y son las responsables del mantenimiento y la estabilidad de los cromosomas.

La dieta mediterránea se caracteriza por el uso de aceite de oliva como principal fuente de grasa; alto consumo de verduras, frutas, legumbres, cereales integrales o frutos secos ricos en componentes antioxidantes, así como cantidades bajas o moderadas de alimentos de origen animal: lácteos, carnes rojas y alimentos altamente procesados o ricos en azúcar. En los últimos años, diferentes estudios han demostrado que la adherencia a este patrón dietético reduce el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes, obesidad o aquellas de origen cardiovascular. Además, estudios previos de la Unidad de Nutrición Humana sugieren que puede jugar un papel importante en el mantenimiento y estado de equilibrio de los telómeros.

Representación de un telómero.

Con el objetivo de profundizar en el conocimiento de esta área, un grupo investigador de la Unidad de Nutrición Humana de la URV-IISPV ha realizado este estudio, en el que se ha evaluado la modulación de la longitud telomérica y el estrés oxidativo a través de la dieta mediterránea, restricción calórica y ejercicio en personas no diabéticas con síndrome metabólico del estudio PREDIMED-Plus reclutadas por el grupo de Reus. El equipo ha evaluado estos parámetros en 69 participantes al inicio del estudio y después de 1 año de intervención con el objetivo ver los cambios producidos.

Durante este tiempo se ha observado que la adherencia a la dieta mediterránea mejoró los parámetros metabólicos de los participantes del estudio: incrementaron las concentraciones de colesterol HDL – el llamado colesterol “bueno”- y disminuyó el peso. Además, se observó un cambio favorable en la longitud de los telómeros, hecho que hace pensar que los beneficios anteriormente mencionados de la dieta mediterránea para la salud puedan estar en parte mediados por los telómeros.

Con respecto a los resultados obtenidos, el grupo investigador destaca la importancia del consumo de alimentos característicos de la dieta mediterránea con el fin de mejorar la calidad de la dieta, retrasar el envejecimiento celular y así reducir el riesgo de padecer enfermedades a través de la prevención del acortamiento telomérico.

El trabajo ha sido realizado por la investigadora predoctoral María Fernández de la Puente Cervera, y liderado por Jordi Salas-Salvadó, catedrático y director de la Unidad de Nutrición Humana del Departamento de Bioquímica i Biotecnología de la Universitat Rovira i Virgili; Silvia Canudas, doctora en bioquímica y Pablo Hernández-Alonso, doctor en Nutrición y Metabolismo. Todo el equipo forma parte del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV-CERCA).

Referencia bibliográfica: Fernández de la Puente, M.; Hernández-Alonso, P.; Canudas, S.; Marti, A.; Fitó, M.; Razquin, C.; Salas-Salvadó, J. Modulation of Telomere Length by Mediterranean Diet, Caloric Restriction, and Exercise: Results from PREDIMED-Plus Study. Antioxidants 2021, 10, 1596. https://doi.org/10.3390/antiox10101596

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*