02/12/2020

Una investigación de la URV sobre el ictus gana el premio internacional de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica

El objetivo del proyecto es validar un instrumento de 'coaching' para controlar la salud después de un ictus con la participación del Hospital de Tortosa

Momento de la entrega del premio. De izquierda a derecha: la professora del campus ebrense, Sílvia Reverté; la doctoranda, Mireia Larrosa; la presidenta de SEDENE, Carmen Funes; i Noemí Bernadó, enfermera colaboradora del proyecto.

El proyecto de investigación «Validación del instrumento coaching La salud después del ictus», liderado por la URV, ha obtenido el primer premio internacional al mejor proyecto de enfermería neurológica, un galardón que otorga la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (SEDENE). El objetivo es validar el Health coaching como un instrumento que permite a las personas que han sufrido un ictus «tomar conciencia sobre su comportamiento y poder marcarse un objetivo de cambio focalizado en su propia salud», explica la profesora Silvia Reverté , investigadora del Departamento de Enfermería

«El coaching es una herramienta utilizada en muchos ámbitos pero no hay una evidencia científica que la avale. Esto es lo que nos proponemos con esta investigación «, argumenta Reverté, que considera que este instrumento puede mejorar el empoderamiento y la adherencia al cambio saludable de los pacientes que han padecido un ictus.

El proyecto premiado fué presentado por la doctoranda Mireia Larrosa y Silvia Reverté, directora de la tesis y profesora en el campus Terres de l’Ebre. Se trata de una investigación que también cuenta con la participación de investigadores del Servicio de Neurología del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa: el neurólogo responsable de la Unidad Funcional Neurovascular, José Zaragoza, y la enfermera Noemí Bernardó, entre otros. Tiene la periodicidad de un año, prorrogable a dos, y se pone en marcha este mes de diciembre.

Coaching para un cambio de hábitos

La mayoría de pacientes que han sufrido un ictus tienen muchas probabilidades de reincidir, y el segundo puede ser aún más grave. Por ello, a nivel asistencial se interviene mucho en la prevención secundaria para evitar un segundo ictus, controlando factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes o el colesterol, y dando pautas al paciente para adquirir hábitos de vida más saludables que mejorarán  su calidad de vida.

Por el contrario, no hay un seguimiento de cómo afronta la enfermedad el paciente y cuál es su predisposición al cambio de hábitos. «Por eso es importante que tengamos datos válidos que nos permitan conocer con más precisión esta situación y así introducir mejoras desde un punto de vista asistencial», señala Reverté, que ha llevado a cabo diversas investigaciones en este ámbito.

El estudio se realizarà en un centenar de pacientes: hombres y mujeres de más de 18 años, con un diagnóstico de ictus confirmado de más de tres meses y sin afectación neurológica grave. «Lo que esperamos es que las enfermeras puedan integrar los instrumentos de coaching para fomentar una correcta adherencia terapéutica e introducir un cambio de hábitos saludables en los pacientes que han sufrido un ictus, y que este cambio se mantenga a lo largo del tiempo», concluye Reverté.

Para validar la herramienta, los pacientes que participarán en el estudio tienen que responder a un test con diez ítems, que deberán valorar en función de su grado de satisfacción. Posteriormente, se les citará cuatro semanas más tarde para contestar el mismo test y se observarán los cambios acaecidos. Durante el estudio, también se recogerán variables sociodemográficas y clínicas.

El estudio forma parte de la futura tesis doctoral de la doctoranda Mireia Larrosa y se desarrollará en el Hospital Virgen de la Cinta de Tortosa, más concretamente en la consulta de enfermería neuro-vascular del Servicio de Neurología. Larrosa y Reverté recibieron el premio internacional al mejor proyecto de enfermería neurológica, que se entregó al XXVI Congreso Anual de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica y al II Congreso Internacional de Enfermería Neurológica, que tuvo lugar en Sevilla, los días 20, 21 y 22 de noviembre. Este primer premio está valorado en 2.500 euros.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*