19/02/2016

Éxito de participación en la fiesta del Año Nuevo Chino celebrada en el campus Catalunya

Kungfu, ping pong, sombras chinas, tai chi, karaoke, ceremonia del té... El campus Catalunya se ambientó ayer durante unas horas en China y sus tradiciones. La celebración del Año Nuevo Chino, una costumbre que adopta la URV desde hace siete años, se ha abierto por primera vez al público general, que durante todo el día ha participado de la fiesta

Estudiantes participando de la ceremonia del té.
Estudiantes participando de la ceremonia del té.

Esta es la primera edición en que la celebración del Año Nuevo Chino en la URV se ha organizado para el público general, y por este motivo se han programado actividades abiertas a todo el público y orientadas a favorecer la participación de los asistentes.

“Hemos querido crear un ambiente para que nuestros estudiantes celebren el Año Nuevo Chino con sus compañeros, pero sobre todo como una oportunidad para que hablen, hagan amigos y den a conocer la cultura china a todo el que esté interesado”, explica Zhu Rongrong, directora de la Asociación de Estudiantes e Investigadores Chinos que, junto con el Centro de Estudios Hispánicos de la URV y con el apoyo del Consejo de Estudiantes, ha organizado la fiesta. Actualmente son unos 150 los estudiantes chinos que se forman en Estudios Hispánicos de grado y postgrado.

Durante todo el día, la Plaza de la Concordia del campus Catalunya se ha llenado de personas probando sus habilidades en diferentes deportes como el volante (Jianzi), el juego del aro, bádminton, ping-pong, kungfu o haciendo movimientos de tai chi. También se ha puesto a prueba la destreza y la capacidad estratégica de aquellos que han querido participar en juegos de mesa como el Go o el Mahjong. Como otros años, se ha hecho una demostración de caligrafía china. Además, se ha instalado una barra de bebidas típicas de China y se han impartido clases de cómo se hace la ceremonia del té.

La sala de juntas y la sala de grados del campus se han llenado para ver la demostración de sombras chinas, y los menos vergonzosos han participado en un karaoke.

El grupo Los Pataquers de la URV también ha querido participar de la fiesta haciendo una demostración castellera en la plaza.

En Año Nuevo Chino comenzó el 8 de febrero y es el año del mono rojo de fuego, que en la creencia popular china significa que será un año alegre, con movimiento.

Colaboración con la URV

La Asociación de Estudiantes e Investigadores Chinos se creó a finales del 2014. La forman, en su mayoría, estudiantes y ex alumnos de los cursos de español que ofrece la URV en las universidades chinas, y también ciudadanos de la demarcación de Tarragona. Trabaja para fortalecer las relaciones con la comunidad local, a través de actividades como esta. En enero firmó un convenio con la URV para la integración cultural y la mejora de la empleabilidad del alumnado chino, y en la organización y difusión de conferencias, seminarios y actividades de interés mutuo de difusión de las dos culturas y lenguas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*