24/05/2021

Nace Àlquia, una empresa de I+D enológica para pequeños y medianos productores

La empresa derivada de la URV, surgida de la Facultad de Enología y del Departamento de Ingeniería Química, ofrecerá búsqueda de proximidad a las pequeñas y medianas productoras catalanas de bebidas fermentadas y espirituosas que no pueden tener su propio departamento de I+D

Dos de los miembros fundadores de Àlquia Creacions Enològiques: en primer plano, Carles Bargalló, investigador doctorando de enología de la URV, y tras él, Paco López, profesor de la Facultad de Enología e investigador del Departamento de Ingeniería Química.

La licorería catalana está experimentando un notable crecimiento con la aparición de vermús, ginebras y otras bebidas alcohólicas que se suman a la ya importante industria del vino y de la cerveza. Sin embargo, la tendencia del sector es que sólo las grandes empresas accedan a los proyectos de investigación e innovación y que las pequeñas y medianas se queden fuera. Àlquia Creacions Enològiques nace para asesorar y desarrollar las ideas de los pequeños elaboradores que se alejan de los licores más genéricos y los grandes volúmenes y quieren hacer productos de calidad arraigados en el territorio. Actualmente, ya trabajan en la elaboración de unos nuevos vermús que saldrán al mercado este verano de la mano de dos empresas catalanas.

Además de desarrollar bebidas espirituosas de calidad, el objetivo de Àlquia es incentivar el consumo responsable, concienciar tanto al productor como al consumidor de «qué consumimos y cómo lo consumimos», explican los fundadores de la spin-off, entre los que se encuentran Paco López, profesor de la Facultad de Enología e investigador del Departamento de Ingeniería Química, y Carles Bargalló, investigador doctorando de enología de la URV. «Se están elaborando vermús y licores de proximidad con alcohol producido lejos de casa, extraído mayoritariamente de plantaciones intensivas de cereales, caña de azúcar o remolacha azucarera», lamenta Bargalló. «Si haces un licor de naranja, tendría más sentido que el alcohol proviniera de las mismas naranjas, no sólo el aromatizante, o si elaboras un vermú, que aproveche el excedente de alcohol vínico que se produce en Cataluña», añade López a modo de ejemplo.

Los miembros de Àlquia junto con la rectora de la URV, María José Figueras, que los hace entrega del título Empresa ‘spin-off’ de la Universitat Rovira i Virgili.

La licorería catalana está experimentando un notable crecimiento con la aparición de vermús, enebros y otras bebidas alcohólicas que se suman a la ya importante industria del vino y de la cerveza. Sin embargo, la tendencia del sector es que sólo las grandes empresas accedan a los proyectos de investigación e innovación y que las pequeñas y medianas se queden fuera. Àlquia Creacions Enològiques nace para asesorar y desarrollar las ideas de los pequeños elaboradores que se alejan de los licores más genéricos y los grandes volúmenes y quieren hacer productos de calidad arraigados en el territorio. Actualmente, ya trabajan en la elaboración de unos nuevos vermús que saldrán al mercado este verano de la mano de dos empresas catalanas.

Un valor diferencial de Àlquia es que trabajan con más frutas aparte de la uva, que impera en la industria enológica catalana. Además, promueven la utilización de excedentes y subproductos agrícolas. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un 45% de la fruta que se produce se pierde o se desperdicia. «Queremos conseguir alcohol de toda esta fruta que se daña a los campos y que no tenga que comprar fuera, porque es una paradoja», explica Bargalló. «En definitiva, queremos que los consumidores sean conocedores del origen de las bebidas que compran y apoyar a los productores locales de materias primas».

Paco López y Carlos Bargalló son ingenieros químicos especializados en tecnología de los alimentos, un reflejo del estrecho vínculo entre la química y la enología y la elaboración de bebidas espirituosas. De hecho, el nombre de la empresa, alquerías, es una contracción de la palabra alquimia, que según López es «una referencia a la perspectiva que aporta la experiencia, el control que permite la tecnología, y la dedicación y la exigencia en los resultados».

Durante su creación, Àlquia ha recibido el asesoramiento de la Unidad de Valorización y Comercialización de la URV, que cuenta con el apoyo de la Cátedra del Fomento del Emprendimiento y la Creación de Empresas de la URV.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*