10/11/2021

Sobrevive cerca de la mitad de la Posidonia oceanica plantada con biotopos en Hospitalet de l’Infant

Es la primera prueba piloto realizada en Cataluña que da resultados positivos en la regeneración de esta planta endémica del Mediterráneo. La ha hecho el grupo de investigación TecnATox de la URV junto con la empresa derivada de la Universidad Deepsea Numerical

La acción humana es la principal responsable de la destrucción de los ecosistemas marinos. Ante la problemática de un litoral cada vez más degradado, el grupo de investigación TecnATox de la URV inició hace siete años una línea de investigación que, entre otras acciones, busca desarrollar estrategias que ayuden a regenerar los fondos marinos litorales. Una de las acciones enmarcadas en esta iniciativa ha consistido en fabricar biotopos de roca artificial, estructuras hechas con materiales biodegradables, que en los últimos dos años han colocado en el fondo marino de diferentes puntos del litoral tarraconense. Estas estructuras facilitan el aumento de la diversidad biológica a la vez que estimulan que puedan volver a instalarse especies que aporten valor ecológico, como es el caso de las fanerógamas marinas. Esta prueba piloto, que se ha realizado conjuntamente con la empresa derivada de la URV Deepsea Numerical, ha conseguido que en un año y medio haya sobrevivido cerca de la mitad -aproximadamente un 40%- de la Posidonia plantada en biotopos instalados en un tramo de costa de Hospitalet de l’Infant. La iniciativa se enmarca en un proyecto del Departamento de Ganadería y Pesca de la Generalitat financiado con fondos europeos FEMP y ha recibido la colaboración del Ayuntamiento de Vandellòs y Hospitalet de l’Infant.

Entre los meses de septiembre de 2019 y marzo de 2020 el equipo investigador identificó varios puntos de inmersión adecuados para ubicar los biotopos, transportarlos e instalarlos. Los materiales utilizados para fabricar los biotopos provienen de elementos reciclados, son biodegradables y están diseñados para que se desintegren entre tres y cinco años después mezclándose con la arena de la playa. Los lugares elegidos fueron la playa de Tarragona, la playa del Cavet de Cambrils, la playa de la Pineda y la playa Cala d’Oques de Hospitalet de l’Infant. Los biotopos se replantaron con esquejes naturales de una especie de fanerógama marina, la Posidonia oceanica, una planta endémica del mar Mediterráneo que tiene un gran valor ecológico y un papel primordial en los ciclos biológicos marinos y, por el contrario, dos desventajas: el crecimiento es muy lento y el cultivo es difícil de conseguir.

Los biotopos se instalaron en marzo de 2020.

Con el paso del tiempo, la mayoría de estructuras que se instalaron en otras localidades han quedado destruidas, en muchos casos como consecuencia de la acción humana. Pero de los biotopos que se colocaron en Hospitalet de l’Infant han sobrevivido aproximadamente un 40% de los esquejes. “Este porcentaje de supervivencia año y medio después nos hace ser optimistas. Durante todo este tiempo los biotopos han soportado el ambiente hostil derivado de la acción humana y también las consecuencias de los temporales, sin haber tenido ningún tipo de vigilancia ni mantenimiento”, afirma Jaume Folch, investigador del grupo de investigación TecnATox, implicado en el proyecto. Si no mueren, con el paso de los años estas plantas se pueden expandir cientos de metros y las colonias de Posidonia pueden llegar a vivir más de quinientos años.

El resultado conseguido es importante porque abre la puerta a encontrar soluciones a la destrucción del litoral: “Sólo en algunos puntos del litoral de Vandellòs y L’Hospitalet de l’Infant se han perdido en cinco años el 50% de las praderas de Posidonia que existían”, alerta el investigador. La importancia ecológica de esta especie y el hecho de que su hábitat esté cada vez más degradado comporta que el grupo de investigación priorice estas acciones para recuperar el ecosistema marino.

El siguiente paso, según el equipo investigador, es conseguir financiación para emprender nuevas actuaciones en otros puntos del litoral. “Por eso es necesario realizar un trabajo previo de caracterización de la zona, elaborar mapas, describir las comunidades biológicas que existen, decidir qué acción se quiere llevar a cabo y qué materiales son necesarios”, explica Folch. «El objetivo final es poder crear parques de biotopos que aseguren la recuperación del ecosistema marino», concluye.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*