11/06/2018

Tres equipos del ETSEQ, premiados por el Anteproyecto de 1r curs y por el concurso ChemEcar

El equipo AntSystems gana el premio Dow 2018 por el Anteproyecto de 1r curso, y MgCar y Copper Solutions, el concurso ChemEcar

El equipo ganador del premio Dow 2018 en el Anteproyecto de primer curso, Antsystems.

Tres equipos de primer curso del grado de Ingeniería Química y del grado de Ingeniería de Bioprocesos Alimentarios fueron reconocidos el jueves 7 de junio, por la empresa Dow Chemical Ibérica y por Escuela Técnica Superior de Ingeniería Química (ETSEQ). El equipo AntSystems recibió el premio Dow 2018 para el Anteproyecto Integrador 1º-4º curso, y la escudería formada por los equipos MgCar y Copper Solutions SL. ganaron el concurso ChemEcar. El tema era: Reactores químicos en movimiento.

AntSystems lo formaban la líder, Laura Pardo, de 4º curso, y David Raya, Guillermo Roig, Xavier Rubio, Aleix Valldepérez, Laura Ximenis, Alba Zurita y Julián Villaseñor, de primer curso. Los dos equipos de la escudería ganadora, que recibió un diploma, los formaban: el MgCar, y Copper Solutions SL.

También se entregó un diploma a los miembros de la escudería ganadora, formada por los equipos MgCar, y Copper Solutions SL. MgCar está formado por el líder Ferran Fortuny, y formado por Víctor Canela, Unia Duarte, Xavier García-Mascaraque, Dídac Gomez, Katherine Gomez y Maria Grau. Copper Solutions SL lo formaban el líder Marco Román, y Joel Lopez, Jiahui Jin Jia, Iman Jadiani, Albert Llaberia y Marcel Martinez.

Los miembros de los dos equipos de la escudería ganadora del ChemEcar, con los diplomas.

Los estudiantes participantes eran del grado de Ingeniería Química y del grado de Ingeniería de Bioprocesos Alimentarios. El objetivo del Anteproyecto integrador, que los estudiantes de primer curso preparan en grupos, liderado cada uno por un estudiantes de 4º, era: Reactores Químicos con Movimiento, o construir un coche que se desplazara obteniendo la energía de la mezcla de diferentes sustancias químicas. En total, a lo largo de la mañana, en los porches de los laboratorios de la Escuela, 74 estudiantes distribuidos en 12 equipos plantaron sus carteles explicativos y defendieron su anteproyecto ante un jurado formado por profesores y técnicos de Dow Chemical Ibérica. Los miembros del jurado les formulaban preguntas técnicas, sobre seguridad en el proceso seguido y sobre la repercusión en el medio ambiente. El trabajo individual de cada estudiante fue evaluado también por el profesorado. Los equipos, además del cartel de explicación del proceso, hicieron vídeos que se proyectaron para explicar el trabajo realizado antes del concurso.

Cada equipo presentó el cartel del proyecto realizado, en los porches de los laboratorios del ETSIQ.
I primer concurso ChemEcar

La idea del Anteproyecto de 1º está en línea del concurso ChemEcar, una competición científica mundial ya veterana. Una vez defendidos los proyectos, llegó la hora de la verdad y demostrar que los coches funcionaban. Tenían que recorrer 15 metros, soportando el peso de 100 gramos de una botella de agua, y cada equipo tenía la oportunidad de dos rondas para calibrar bien las reacciones químicas. Los equipos de estudiantes, después de dos semanas de entrenamientos, hicieron correr sus artefactos, con más o menos fortuna. Antes, un portavoz de cada grupo explicó el fundamento químico a partir del cual se mueve el coche al resto de estudiantes y profesores que seguía el concurso.

El jurado estaba formado este año por Sergi Rocamora, Lais de Oliveira, Marco Romero y Andrea de las Heras en representación de Dow Chemical; y Jordi Gavaldà y Tania Gumí, en representación del profesorado de la ETSIQ. Valoraron los doce proyectos, tanto en cuanto a la presentación como por los contenidos. Para Tania Gumí, profesora coordinadora del Anteproyecto de 1º, que constituye la parte práctica de la asignatura Fundamentos de Ingeniería de Procesos, “este trabajo les plantea un proyecto real, al que tienen que aplicar los conceptos teóricos aprendidos. Es una situación muy parecida a la que se encontrarán en el mundo profesional real. Deben poner en práctica las habilidades de trabajo en equipo, liderazgo y comunicación. Además el concurso les proporciona una motivación para hacerlo bien, para superarse”. Esta metodología docente forma parte de la filosofía de la ETSEQ.

Uno de los doce equipos participantes, preparando el recorrido del vehículo construido.

El ETSEQ promueve, en el marco del ChemEcar, una liga entre las universidades catalanas, de forma que los estudiantes de la URV se enfrentarán después del verano en la UPC.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*