21/06/2021

Cerca del 70% de la comunidad URV no consume la cantidad mínima recomendada de frutas, legumbres y pescado

El resultado de la encuesta sobre hábitos saludables también indica que los estudiantes, el PAS i el PDI tienen un nivel aceptable de actividad física, pero deben mejorar la actividad diaria para reducir el sedentarismo

Entrada de estudiantes al campus Catalunya.

La encuesta sobre los hábitos alimentarios y de estilo de vida de los colectivos de la Universidad han permitido hacer una radiografía de los hábitos de estudiantes, PAS y PDI para determinar cuál es el margen de mejora y las intervenciones que la pueden hacer posible. Más concretamente, se ha observado que hace falta mejorar especialmente los hábitos alimentarios, ya que el 66,15% no llega al consumo mínimo de fruta recomendado; el 65,66% no toma suficientes raciones de legumbres y el 71% no come suficiente pescado.

Un total de 1.427 personas, entre estudiantes (73,20%), PAS (14,10%) y PDI (12,80%), respondieron la encuesta, que también ha permitido determinar el estado del peso y el nivel de adherencia a la dieta mediterránea, que se asocia con la reducción del riesgo de sobrepeso. El 72% de la población estudiada presenta normopeso y la adherencia media de los colectivos de la Universidad a la dieta mediterránea es del 8,16 (se considera una adherencia alta a partir del 9). Sin embargo, el objetivo es “aumentar un mínimo de 2 puntos el nivel de adherencia en al menos el 20% de la población estudiada”, apunta Nancy Babio, investigadora de Nutrición Humana, que ha evaluado los resultados junto con Sara de las Heras, estudiante del grado Nutrición Humana y Dietética.

Es por todo lo anterior que las primeras intervenciones que se harán sobre la comunidad URV están relacionadas con la alimentación, para incrementar el consumo especialmente de vegetales. Se incentivará el consumo y, también, se revisarán los menús de la restauración de la universidad.

Los resultados de la encuesta también revelan un margen de mejora en el estilo de vida de la comunidad universitaria. Si bien dedican de media entre una y dos horas semanales a hacer ejercicio físico, el 78,3% de la población universitaria es sedentaria porque pasa más de 5 horas sentada. En este caso, se trata de mejorar la actividad del día a día, como, por ejemplo, desplazarse a pie, subir y bajar escaleras, mantener una buena postura corporal, e introducir pausas activas a lo largo del día. Respecto al sueño, el número de horas diarias dedicadas al descanso de los estudiantes, PAS y PDI es de casi 7 horas y media.

La encuesta hecha este curso ha sido el punto de partida del proyecto Alimentación saludable y sostenible en la URV, que impulsa el Área de Bienestar y Salud de la Oficina de Compromiso Social junto con la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud para ofrecer servicios y actividades orientadas a la consecución de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente la ODS 3 “Salud y Bienestar». Este proyecto, coordinado por Ruth Marquès, se enmarca en uno más amplio, de salud integral y universidad saludable y sostenible de la URV, promovido por el Vicerrectorado de relaciones instituciones, cultura y compromiso social.

Para favorecer la adquisición de buenos hábitos, desde el proyecto se ha hecho público un decálogo con recomendaciones como, por ejemplo, aumentar el consumo de verduras, reducir el consumo de carne roja y procesada, hacer deporte y dormir entre 7 y 9 horas.

Decálogo resultante de la encuesta sobre hábitos saludables.

Los resultados completos de la encuesta se pueden consultar en esta presentación.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*